RadioCROC

Un pueblo elegido

Miércoles, 5 de septiembre de 2018 por

Por Nicolás Fiks*

El sol de México es una divinidad como creían los antiguos: un astro que parece tener vida propia y que a través de su luz guía a los bellos habitantes. 

Desde el cielo caen gotas de luz que hacen que la vida no sea tan dura, tanto para el rico como para el pobre, para el niño y para el anciano.

Los mexicanos poseen el regalo de los cielos que ni la crueldad de los conquistadores (antiguos y modernos) ni la mala fama que les endilgan como país pueden detenerlo.

Aquí se vive en felicidad y armonía, en eterna consonancia con los elementos naturales. Pueblo castigado pero bello, que sale triunfante de todas las desgracias.

En el Norte, el Gigante Empresario que amenaza con Muros ( como si no fuesen ridículamente suficientes los limites geográficos), en el Sur los pueblos hambreados que cruzan el país azteca montados en esa vergüenza llamada “La Bestia” (trenes infames que transportan hondureños, guatemaltecos y salvadoreños y que en su recorrido hacia Estados Unidos los mexicanos asisten con comida y refrigerio)

Los terremotos, los huracanes, la violencia. México continua de pie porque florece siempre, porque sus raíces son firmes y porque sus ramas se elevan hacia el cielo, donde Tonatiuh, dios solar, los protege.

 

* Escritor argentino. Autor de la obra “El paraíso de los sádicos” que edita Dark & Glow Press y conductor del programa “Historias del Paraíso” que transmite Radio CROC Cancun los miércoles a las 6 pm

Foto http://civicayeticagp19.blogspot.com/2016/05/conclusiones.html